Un trabajo de altura seguro incluye considerar evaluaciones médicas de quienes realizan la labor, ya que condiciones de su salud pueden influir en su desempeño e incrementar la posibilidad de accidentes.

A lo largo de cinco años realizando exámenes preocupacionales, el Centro Médico del Trabajador (CMT) -especializado en salud ocupacional-, ha evaluado a más de 17 mil trabajadores para determinar su compatibilidad de salud para cargos sometidos a riesgos de altura física. Si se observa desde su conjunto, destaca que entre los principales motivos por los cuales los postulantes son reprobados en su condición de salud, la obesidad surge como la primera. De acuerdo a Ignacio Henderson, gerente general del CMT, “esta causa equivale al 15% del total de trabajadores reprobados.

Sin embargo, esta cifra es aún más alarmante cuando se considera que del total de evaluados, el 38% presenta algún tipo de sobrepeso o grado de obesidad.

FOCO EN LA PREVENCIÓN

De acuerdo a la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el foco de acciones debe ser preventivo -como explica, Plan de Acción Mundial para la Prevención y el control de las en fermedades no transmisibles 2013-2020, donde la obesidad tiene un rol protagónico-. En esta medida, el ejecutivo menciona que como organización han promovido dentro de su área de desempeño acciones de educación, generación de hábitos y conductas que promuevan una vida más saludable.

En esa línea, la empresa se encuentra desarrollando un nuevo sistema que permitirá informar de manera más eficiente resultados, diagnósticos, y los eventuales tratamientos que deben seguir las personas examinadas con sugerencias e indicaciones propuestas por médicos especialistas.

*Nota publicada en la edición de abril de la Revista HSEC.