Miércoles 01 de Octubre de 2014.- Una invitación que no podía dejar pasar recibió la Dirección de Salud Ocupacional de División Andina para participar en un coloquio sobre los desafíos y proyecciones de la salud ocupacional en el país. El Ministerio de Salud convocó a los principales actores a discutir sobre el estado actual del sistema de seguridad y salud laboral que incorpore las necesidades y las demandas de los trabajadores y trabajadoras.

La actividad denominada “Coloquio de Salud Ocupacional 2014: Desafíos de la salud pública para la protección de la salud y calidad de vida de los trabajadores y trabajadoras en el contexto actual”, tuvo lugar en el Hotel Plaza San Francisco en Santiago. El director de Salud Ocupacional Doctor José Ignacio Méndez explicó que el propósito fue definir líneas de trabajo en diversos ámbitos.

“Para la salud pública el ámbito laboral de las personas juega un rol importante. La población que tiene acceso a un trabajo estable, tiene familias más saludables, puesto que pueden optar a una mejor alimentación, educación, optando a una mejor calidad de vida”, comenta el facultativo.

En ese contexto, surge la necesidad de establecer coordinaciones con los actores relevantes en materia laboral para la adquisición de insumos en el desarrollo de políticas públicas. Los objetivos y los retos para el futuro fueron discutidos y definidos según el doctor y van en la dirección de mejorar la normativa laboral 16.744 “Ley del trabajo y enfermedades profesionales” que data del año 1968.

“La normativa se gestó en un momento donde el trabajo estaba enfocado en la producción en industrias y fábricas. Sin embargo, en casi cuatro décadas esta situación ha cambiado y el cuerpo legal que rige debiera experimentar también modificaciones”, dice Méndez.

Pero sin duda uno de los grandes retos que se aproximan es cambiar el enfoque para los departamentos de salud ocupacionales, orientado a promover estilos de vida saludables entre sus trabajadores y conseguir una mejor calidad de vida; no solo prevenir enfermedades y accidentes.

“Si pensamos en que el ser humano está el tercio de su día en el lugar de trabajo debemos procurar promover un entorno laboral saludable que no enferme a la persona, que promueva una alimentación saludable, la práctica de ejercicios y un ambiente emocional y psicológico positivo”.

En resumen, una jornada beneficiosa, en la cual se pudo compartir experiencias y conocer sobre iniciativas que se pueden replicar en la división o bien entregar testimonios acerca de acciones que se puedan usar de ejemplos para otras organizaciones.

Fuente: Portal Minero